PROCESION DEL SILENCIO, 68 AÑOS DE HISTORIA

Uno de los eventos más tradicionales de viernes Santo en San Luis Potosí, es la Procesión del Silencio que desde 1953 y hasta el 2019 se había realizado consecutivamente, desafortunadamente desde el año pasado dicha tradición llena de misticismo cultura ha tenido que suspenderse por el tema de la pandemia.

La Procesión del Silencio es un vía crucis viviente, representa la pasión y muerte de Cristo, por 66 ediciones consecutivas reunió a miles de personas que fueron testigos del recorrido que parte del Templo del Carmen para recorrer una gran mayoría de los altares ubicados en el Centro Histórico y concluir nuevamente en la Plaza del Carmen.

Se dice que la tradición fue traída a la “Nueva España” en 1585 por los padres Carmelitas, para arraigarse con fuerza en lugares como Querétaro, Michoacán, San Miguel de Allende, Taxco y desde luego la capital Potosina.

Para el año de 1953, basados en las representaciones de la Semana Santa en Sevilla y por la devoción que se le tenía a la Virgen de la Soledad, fomentada por la Orden Carmelita y la Comunidad Taurina, adoptaron y recibieron esta tradición que se mantiene hasta nuestros días más viva que nunca.

Foto: Archivo Tradiciones Potosinas
Foto: Archivo San Luis Potosí Histórico
Foto: Archivo Tradiciones Potosinas

En las primeras ediciones de la Procesión del Silencio Potosina, participaron damas de la colonia española, terciarios carmelitas y el gremio de toreros; Unos años después gracias a los esfuerzos de hombres y mujeres potosinas que integraban la asociación “Tradiciones Potosinas AC” logran llevar a las calles de la Capital Potosina, este magnifico vía crucis para ser compartido con la sociedad Potosina.

La Asociación “Tradiciones Potosinas” también se encargo de darle un toque más Mexicano a nuestra Procesión del Silencio Potosina, integrando así elementos locales como lo es el rebozo de Santa María y  la integración de la cofradía de las Adelitas y los Charros.

En San Luis Potosí, en punto de las 20:00 horas aparece un clarinete anunciando el inicio, además de esto, suenan las 8 campanadas del Templo del Carmen y la caminata comienza para así demostrar el duelo por la muerte de Jesús. Al ritual se unen 31 cofradías conformadas por cientos de personas que de forma voluntaria acompañan a los religiosos, “los costaleros” por su parte cargan sobre sus hombros las 25 imágenes que integran la procesión y que todas ellas juntas pesan más de 12 toneladas.

Para este año por el tema de la Pandemia y al igual que el año pasado, la Procesión del Silencio se encuentra cancelada, esperando que todo mejore pronto y podamos regresar a vivir esta importante Tradición Potosina, conocida a Nivel Mundial y que además de todo es Patrimonio Cultural Inmaterial del Estado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.